Sin los pueblos indígenas la iglesia es menos católica.

“Sin los pueblos indígenas la iglesia es menos católica.”

Este es el pensamiento de los indígenas que han llegado a la ordenación ministerial de la iglesia.

Y así lo expresa Artémio Cruz, sacerdote ministerial de la diócesis de Tulancingo.Católica quiere decir universal. Y la iglesia estará apenas en camino de ser católica, mientras haya gente que no tenga su lugar en ella, en igualdad con los y las demás.

Y ese pensamiento es el que ahora   circula también en región de Amazonas. En la reunión llamada sínodo de la Amazonía se está proponiendo que el ministerio sacerdotal se otorgue también a personas casadas de los pueblos para que el servicio a la comunidad puede ser posible.

Allá en la Amazonía, como las montañas de México, viven los pueblos indígenas que no son ya objeto de limosna.

Más bien, los puenlos nahua, otomí, tepehua, guaraní , barí, yanomami, wayú, en toda América Latina son los que han cuidado nuestro planeta para entregarlo a toda la humanidad. Son los que tienen la sabiduría antigua . Son los que van a decir cómo se cuida el territorio del mundo.

Sin ellos no se puede hacer proyectos para el futuro de la humanidad.

De esto nos habla el padre Artémio Cruz, náhuatl y párroco en la comunidad de Naupa, Puebla. A punto de celebrar en esa comunidad sus 25 años de ordenación ministerial.

El 18 de octubre, como dice Artemio Cruz, será la gran fiesta para celebrar sus 25 años de sacerdote ministerial. Artemio sigue fiel a su pueblo y es una señal que con las comunidades indígenas y sus propuestas, la iglesia es más católica y la humanidad tiene más futuro.

 

 

¡Comparte!